Acabamos empapados de sudor por la tremenda culeada que le di a la zorrita hija de mi madrina en estas vacaciones.
DESCARGAR VÍDEO
Acabamos empapados de sudor por la tremenda culeada que le di a la zorrita hija de mi madrina en estas vacaciones.

“Paf, paf, paf” todos conocemos el típico sonido de los huevos sudados chocando contra una panochita mojadita luego de una cogida monumental y yo pude disfrutar de ese sonido durante tres semanas seguidas en estas vacaciones de verano. Mis padres decidieron que era hora de ir a visitar a mi madrina que vive en Ciudad de Carmen desde hace 8 años y pufff… para qué les cuento lo dura que se me puso la verdura cuando vi lo sabrosa que se había puesto la hija de mi madrina, esa niña bien linda con la que jugaba inocentemente cuando éramos morrillos, pero con la que ahora tenía ganas de jugar al doctor y descubrir sus cavidades más profundas y cachondas.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed