Aunque el reglamento prohíbe culearse a las alumnas, esta putita caliente bien que quería verga duro e intenso en su panochita apretada.
DESCARGAR VÍDEO
Aunque el reglamento prohíbe culearse a las alumnas, esta putita caliente bien que quería verga duro e intenso en su panochita apretada.

Su aroma ahí encima de mí, su cabello, su sudor y su aliento acalorados, hicieron química en mi cerebro y obstaculizaron mi capacidad de pensar en el futuro de mi carrera, en lo que sería de mí si la escuela se enteraba que me ando cogiendo a una de las alumnas, sobre todo que es la hija de uno de los directivos de la Universidad. Pero es imposible resistirse a la tentación de aventarlo todo por la borda si el premio que puede obtenerse son las delicias que emanan de entre las piernas de esta chava que no sólo es brillante en los estudios sino que es también una niña talentosa para las artes de la cama.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed