Aunque está bien pendeja para el qué hacer, mi vieja sabe comerse bien rico mi verga y por eso le perdono lo que sea.
DESCARGAR VÍDEO
Aunque está bien pendeja para el qué hacer, mi vieja sabe comerse bien rico mi verga y por eso le perdono lo que sea.

La pobrecita no es que no se esfuerce, neta que es bien dedicada e intenta hacer lo mejor posible, pero el pedo es que antes de venirse a vivir conmigo, mis suegros nunca la habían puesto a hacer nada en su casa, porque es hija única y la princesita de papá. Pero cuando tuvo que agarrar la escoba y el trapeador, acabó dejándome hecho un desmadre la casa jajajaja la pobrecita me recibió llorando porque se sentía mal de no ser una buena mujercita para mí, pero entonces le dije “claro que eres una buena mujercita preciosa, eres la mejor, mira nomás cómo me tienes” ella sonrió sabiendo que sí puede cumplir al menos con su deber de mujer.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed