Caché a mi esposa en cuatro y parando el culo para que le entrara más profundo la verga incestuosa de su primo ¡qué pinche enferma!
DESCARGAR VÍDEO
Caché a mi esposa en cuatro y parando el culo para que le entrara más profundo la verga incestuosa de su primo ¡qué pinche enferma!

Algo me decía que mi vieja andaba poniéndome los cuernos pero nunca creí que fuera tan pinche guarra y pervertida para dejarse coger por uno de sus primos. Ya la veía todos los días con su sonrisota en la cara y un par de veces que la cogí sentí que mi chile resbalaba demasiado fácil dentro de su panocha, como que la traía más dilatada de costumbre, así que mandé poner cámaras ocultas en mi cantón. No tuve que esperar ni tres días para poder ver a mi vieja gimiendo de placer, patas pa’arriba y agarrándose los talones para dejar más a la vista su chocho de puta para que su pariente le cimbrara más profundamente la vagina.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed