Con su lengüita delicada mi tía se puso a recoger toda la leche que había estallado de mi verga gracias a su rica mamada.
DESCARGAR VÍDEO
Con su lengüita delicada mi tía se puso a recoger toda la leche que había estallado de mi verga gracias a su rica mamada.

Nunca pensé que podría chingarme a una vieja de mi propia familia pero las cosas se fueron dando tan naturalmente que al final me preguntó si pude haberlo evitado o si mi tía y yo estuvimos siempre destinados a acabar disfrutando de nuestros cuerpos calientes y sudados sobre la cama. No hubo previos, no fue planeado, simplemente ella se empedó en la fiesta de cumpleaños de mi mamá y tuve que irla a dejar a su casa. Pero en el coche me agarró la verga así, sin avisar, y cuando yo frené para preguntarle qué hacía, ella me besó apasionadamente y me dijo “no aguanto más, sólo me hice la borracha para poder disfrutarte”.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed