Cuando se le chorreó la panocha de lo sabroso que me la estaba cogiendo, la esposa del taquero se olvidó de la cámara y se dejó grabar gimiendo como perra.
DESCARGAR VÍDEO
Cuando se le chorreó la panocha de lo sabroso que me la estaba cogiendo, la esposa del taquero se olvidó de la cámara y se dejó grabar gimiendo como perra.

Mientras mi vecino taquero se queda chambeando hasta las 2-3 de la mañana, su vieja me hace la chambita a mí, rejalándome la carne bien sabroso y comiéndose mi trompo como la putita golosa que es. Él sale de su casa desde las 5 de la tarde y, apenas se larga, su vieja abre la puerta de su casa para darme la señal de que puedo entrar a ponerla patitas al hombro cuando quiera. Así venimos cogiendo por más de 3 meses, pero esta vez me excité tanto que comencé a grabarla para poder hacerme unas buenas pajas cuando su marido se queda en casa. Al principio no quería la cabrona, pero luego de unas buenas estocadas en su chocho caliente, se le olvidó la cámara y cogió como la perra que es.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed