De misionero o de a perrito, la sexosa caliente de mi mujer no deja de pedirme que le zampe el palo más duro y aprieta el chocho sabroso para exprimirme los huevos.
DESCARGAR VÍDEO
13.553 visitas
| REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…
De misionero o de a perrito, la sexosa caliente de mi mujer no deja de pedirme que le zampe el palo más duro y aprieta el chocho sabroso para exprimirme los huevos.

Mi vieja y yo cogemos cada vez más rico desde que quiere que la preñe. Me hace probar todas las posiciones que se le ocurren, aunque sigue prefiriendo las más tradicionales. No hay día que no se ponga toda sexy para excitarme y ya que me tiene arrinconándola contra la pared y untándole mi verga en su entradita, me mata de placer bajándose a tragar mis líquidos que son bastante abundantes mientras se masturba la pepita. La pendeja no sabe que tengo la vasectomía, pero no se lo diré para que le ponga aún más ganas y siga dándome más sexo caliente cada vez que se lo pida…o aunque no se lo pida.

Ver comentarios

Comentarios

Embed