Desvirgué el culito estrecho de mi morra, que apretaba tan rico la cabeza de mi verga que no pude aguantarme las ganas de botarle la leche en su entradita.
DESCARGAR VÍDEO
16.061 visitas
| REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…
Desvirgué el culito estrecho de mi morra, que apretaba tan rico la cabeza de mi verga que no pude aguantarme las ganas de botarle la leche en su entradita.

Los que han tenido la oportunidad de comerse un culito virgen tan rico como éste estarán de acuerdo conmigo: desvirgar analmente a una morra es incluso más sabroso que desvirgarle la panocha. Y es que el chocho está hecho para recibir una verga, así que se dilata mucho al momento de comerse una reata, pero el culo no, así que cuando siente que un chile de macho se desliza dentro de él, en lugar de abrirse y dilatarse, se cierra y aprieta bien chingón la verga, y aun cuando eventualmente termina abriéndose, sigue intentando cerrarse a lo largo de toda la cogida, estrechándose a lo largo de todo el fierro y exprimiendo toda la leche. Una delicia el sexo anal.

Ver comentarios

Comentarios

Embed