En el motel desvirgando a mi morra, aunque le dolió un poquito luego luego acabó chorreándose de placer por las ricas embestidas que le daba con mi verga.
DESCARGAR VÍDEO
En el motel desvirgando a mi morra, aunque le dolió un poquito luego luego acabó chorreándose de placer por las ricas embestidas que le daba con mi verga.

Tuve que esperarme casi dos meses para poder meterle el chile a mi novia. Aunque fajábamos bien rico y ya hasta me había mamado la verga tragándose mi leche, no me atrevía a meterle mi palo para evitarme cualquier pedo, tenía que conformarme con unas tremendas pajas oliendo la ropa manchada por sus jugos que me daba y que luego me pedía que le devolviera bañadas con mi leche. Pero hace una semana al fin pude consumar con la putita sin miedo a nada, con total libertad para retregarle el cipote por esa panochita con total libertad. Le salió un poquito de sangre, pero luego de que se la dejara ahí bien metida por unos minutos, justo antes de comenzar a bombear, comenzó a chorrearse de placer en su primera cogida que será para siempre inolvidable para la morra.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed