En vez de pelearnos por esta hermosa diosa sexual, mi amigo y yo decidimos compartirla al mismo tiempo y darle reata entre los dos hasta reventarle la panocha.
DESCARGAR VÍDEO
En vez de pelearnos por esta hermosa diosa sexual, mi amigo y yo decidimos compartirla al mismo tiempo y darle reata entre los dos hasta reventarle la panocha.

Es bien chingón ser instructor en un gym porque las hembras sólo van ahí por dos cosas: para ponerse buenorras y conseguir macho, o si ya están sabrosas únicamente conseguirse a un macho. Normalmente el Cubano y yo nos vamos cogiendo a las viejas que eligen entrenar con nosotros y hasta nos damos ánimos y consejos. El pedo fue cuando llegó esta perrita deliciosa, bien culona y tetona, como pocas de las que nos llegan, y los dos queríamos meterle el chile entre las tetas. Al principio nos estuvimos peleando más o menos cabrón por la morra, que disfrutaba de la atención de dos vatos, pero una noche acordé con el Cubano que hiciéramos equipo y entre los dos nos la garcháramos, y vaya que la putita lo disfrutó!

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed