Esta vendedora bien fogosa se dio unos clavados bien chingones en mi verga con tal de achocarme todos sus productos.
DESCARGAR VÍDEO
Esta vendedora bien fogosa se dio unos clavados bien chingones en mi verga con tal de achocarme todos sus productos.

Se puso a llorar cuando le dije que no iba a comprarle sus mamadas, me saqué de onda bien cabrón y me acerqué a consolarla. Entonces me platicó que su viejo se la iba a madrear bien culero porque se había gastado buena parte de sus ahorros para comprar su mercancía y no había conseguido vender ni siquiera lo suficiente para recuperar su feria, que estaba desesperada y dispuesta a lo que sea para venderlo. Lentamente fue bajando su mano a mi bragueta y acarició mi reata mientras llevaba mis manos a sus chichotas. En ese momento me di cuenta que la vieja me la había puesto bien dura con sus lloriqueos de niña.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed