Estaba tan caliente este vato que me pidió prestada la cama para poder darle su chile a su vieja.
DESCARGAR VÍDEO
Estaba tan caliente este vato que me pidió prestada la cama para poder darle su chile a su vieja.

El pedo es que ninguno de los dos, ni el vato ni la morra, traía lana para darme y que valiera la pena que me llenaran de pelos el cuarto. Pero como igual ya tiene rato que no me chingo rico a una vieja, les dije que al menos me dejaran verlos mientras culeaban en mi cama. La chava como que dudó, pero mi cuate sí aceptó en chinga y no sé qué le habrá dicho para convencerla. De cualquier manera, apenas se sacó la verga la chava se puso bien putita y se olvidó que estaba yo ahí. Pero no me atreví a sacar la cámara hasta que vi que empezó a chorrearse sobre la cama apenas y sintió la verga de su vato entrar suavemente en su panochita mojada.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed