Se le mojó tanto la panocha que no aguantó las ganas de dedearse salvajemente su rico mono peludo aunque sus padres podían llegar en cualquier momento.
DESCARGAR VÍDEO
21.874 visitas
| REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Se le mojó tanto la panocha que no aguantó las ganas de dedearse salvajemente su rico mono peludo aunque sus padres podían llegar en cualquier momento.

Estaba en casa de la Candy cuando sus padres tuvieron que salir a hacer unas compras. Apenas se fueron me calenté bien rápido y comenzamos a fajar y metí mano en su rajita que ya estaba bien mojada. Con todo, ella no quiso coger por miedo a que sus jefes llegaran, así que le dije que al menos me dejara grabarla chorreandose mientras se dedeaba. Estaba tan caliente que aceptó y antes de que llegarán sus papaás se corrió dos veces estrujando salvajemente su pepita mientras yo me pajeaba como loco.

Ver comentarios

Comentarios

Embed