La mamá de mi mejor amiga estaba tan deprimida por la muerte de su esposo que tenía que consolarla con mi verga.
DESCARGAR VÍDEO
La mamá de mi mejor amiga estaba tan deprimida por la muerte de su esposo que tenía que consolarla con mi verga.

La doña estaba bien chiveada por haber enviudado estando todavía tan joven. Aunque decía que extrañaba demasiado a su esposo, yo sabía que lo que en realidad le hacía falta era sentir un chile entrando y saliendo salvajemente entre sus piernas. Por eso agarré y me lancé a ir a visitarla un día, luego de rayar clases y saber que mi amiga no iba a llegar hasta pasadas varias horas. Apenas abrió la puerta la puse contra la pared y le dije “esto es lo que necesitas, ¿verdad putita?” mientras le bajaba violentamente el pantalón y le empujaba el chile entre las patas. Aunque al principio se quejaba en menos de 5 minutos ya gemía de placer y movía la colita para ensartarse hasta el fondo de mi estaca.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed