Le desbordaba mi leche calientita de la panocha luego de que me ordeñara bien sabroso con su raja apretadita.
DESCARGAR VÍDEO
Le desbordaba mi leche calientita de la panocha luego de que me ordeñara bien sabroso con su raja apretadita.

Cuando conocí a la prima de mi morra sentí como comenzaba inmediatamente a erguirse mi pito hasta ponerse duro como piedra, intenté que nadie se diera cuenta de lo tiesa que tenía la verga, pero ella sí se dio cuenta y sólo sonrío apenada y se puso roja, pero no dio señas de haberse molestado. De hecho, empiezo a creer que hasta se mojó en ese momento. Por mi parte aproveché la primera oportunidad que tuve de irme a encerrar al baño para hacerme tremenda chaqueta recordando sus lindas nalguitas y su sonrisa tímida cuando se dio cuenta que me había excitado. Pese a lo tímida que se veía, para la siguiente vez que nos vimos ella ya venía preparada y, cuando nos despedimos, me pasó su celular en un papelito disimulado.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed