Mejorando la raza con esta güerita bien sabrosona y cachondona, ni las prietas aguantan tan chido mi reata.
DESCARGAR VÍDEO
Mejorando la raza con esta güerita bien sabrosona y cachondona, ni las prietas aguantan tan chido mi reata.

Después de haberme chingado a todas las morenitas de fuego de mi escuela, mis padres ya me están chingue y jode para que finalmente siente cabeza. Aunque las prietitas normalmente son bien putonas y super putonas, la hembra que quiero para que sea la madre de mis hijos quiero que sea güerita, una mujer de su casa y que no sea naca. Sin embargo, tenía pensado conseguirme mis putitas a pesar de casarme hasta que conocí a la chava con la que mi mamá quiere emparejarme. Esta morra no sólo sabe comportarse en sociedad, es blanquita y bien chula con buenas tetas, sino que en la cama me ha demostrado que es toda una zorra hambrienta de verga que podrá satisfacerme dentro y fuera de la cama.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed