Mi carnal nomás no consigue controlar a su puta y por más que intenté ahogar mis instintos, con unas tetas así de sabrosas era imposible resistir la tentación.
DESCARGAR VÍDEO
Mi carnal nomás no consigue controlar a su puta y por más que intenté ahogar mis instintos, con unas tetas así de sabrosas era imposible resistir la tentación.

Si ustedes la vieran a la putita andar por las calles de la ciudad, con sus blusitas de zorra mostrando las tetas y presumiendo su culito sabroso en la calle para alebrestar a la banda, a ustedes también se les hubiera antojado la vieja de mi carnal. Hace unas semanas mi hermano volvió a correrla de la casa por puta y vino a vivir conmigo por un tiempo, en lo que mi hermano la dejo volver, como siempre. Mientras le dejé claro que yo iba a seguir con mi vida y si tenía algún pedo yo no me iba a meter. No dijo nada y comenzó a desvestirse lentamente, dejándome sabrosear sus ricas curvitas de hembra.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed