Mi vieja nació para actriz porno, aunque al principio se chiveaba de que la grabara, cuando se vio cabalgando sobre mi reata se puso bien caliente y me pidió que volviera a prender la cámara.
DESCARGAR VÍDEO
Mi vieja nació para actriz porno, aunque al principio se chiveaba de que la grabara, cuando se vio cabalgando sobre mi reata se puso bien caliente y me pidió que volviera a prender la cámara.

Mi fetiche es grabar a las morras a las que les clavo la estaca y luego ver los vídeos mientras cojo con ellas o cuando me la jalo. Sin embargo, es todo un pedo conseguir que una morra se deje grabar y normalmente debo hacerlo a escondidas. Pero como mi novia actual estaba bien chula, quería disfrutar de ver una y otra vez su rostro ponerse rojo conforme se iba poniendo caliente y su orgasmo se acercaba. Al principio no quería, tuve que echarme unas chelas con ella para que ya medio happy se dejara coger viendo a la cámara, pero pronto se reveló como toda una actriz porno, moviéndose bien cachonda y deslechándome como toda una experta.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed