Mis padres nunca separaron nuestras camas del cuarto y, como es normal, terminamos experimentando las delicias del sexo entre hermanos
DESCARGAR VÍDEO
33.184 visitas
| REPORTAR
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…
Mis padres nunca separaron nuestras camas del cuarto y, como es normal, terminamos experimentando las delicias del sexo entre hermanos

Por algo es que la mayoría de los hermanos de mis amigos dormían en sus propias recámaras, y es que cuando la hormona llega para hacerte rebosar de calentura es imposible detenerla. Por eso, por más que intentaba chaquetearme únicamente cuando me quedaba solo, no podía aguantar la leche que empuja por salir cuando llevo más de 24 hrs sin desaguarla. Así que comencé a pajearme “discretamente” cuando mi hermanita se quedaba “dormida”. Pero un día, justo cuando iba a soltar la leche, siento como otra manita me arrebata el chile de las manos y se lo mete completito por la boca: desde que le boté la leche con esas sabrosa mamada, me he vuelto el amante de mi hermana, básicamente, de la noche a la mañana

Ver comentarios

Comentarios

Embed