Pobre de mi compa, no sospecha que fui yo quien preñó el chocho caliente de su vieja, y que me la sigo tirando aunque esté esperando a mi chamaco.
DESCARGAR VÍDEO
Pobre de mi compa, no sospecha que fui yo quien preñó el chocho caliente de su vieja, y que me la sigo tirando aunque esté esperando a mi chamaco.

Mi compa y su esposa pasaron por una crisis matrimonial y, mientras mi compadre se dedicaba al chupe, mi comadre se dedicó a buscar consuelo cabalgando bien sabroso en mi verga. La neta es que la comadre es demasiado hembra para él, con esas tetas morenas grandotas y firmes, con ese culazo hinchado y sabroso, y con una panocha caliente y apretadita, era un desperdicio que ninguna verga la hiciera chorrearse de placer con unas buenas culeadas. La vieja encontró en mi chile el consuelo perfecto para olvidar sus penas… incluso ahora que la dejé preñada por tanta leche que le aventé en la vagina. Lo bueno es que mi compa no sospecha que el chamaco es mío jajaja

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed