Quitándole lo tortillera a la putita de la vecina con una buena cogidota para que se deje de pendejadas.
DESCARGAR VÍDEO
Quitándole lo tortillera a la putita de la vecina con una buena cogidota para que se deje de pendejadas.

Siempre me imaginé que a la vecina le gustaba tijeretearse con todas las viejas machorras que veía que entraban en su casa, así que me dije que podía hacer buena amistad con la pervertida esa, considerando que ambos compartíamos una pasión: las panochas de hembra bien mojadas y apretadas. Me hice su cuate y una noche que andábamos medio pedos me confesó que siempre había sentido curiosidad por saber qué se sentía tener una verga bien clavada entre las patas. Casi escupo mi chela cuando escuché eso, porque eso quería decir que la vieja jamás había sido culeada rico por otro vato. No pues con razón le encantaba la panocha a la puta, sino conocía los placeres del chile, así que me ofrecí a iniciarla y a la perra le encantó.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed