Sabroso culo en cuatro patitas recibe mi gruesa verga, esta vieja no para de gemir y pedir más hasta que se viene.
DESCARGAR VÍDEO
Sabroso culo en cuatro patitas recibe mi gruesa verga, esta vieja no para de gemir y pedir más hasta que se viene.

Andaba tirándole la onda a una vieja que conocí en la escuela, un día que la fui a visitar me encontré con su hermana que estaba todavía más rica que ella… andaba con una batita y una vez que me invitó a pasar me abalancé sobre ella, le gustó tanto sentirse manoseada pues a los diez minutos ya estábamos cogiendo de a perrito, ella recibiendo mi gruesa verga gemía y pedía más hasta que se vino bien rico, sentí como chorreaba la leche dentro de su vagina, en verdad que rico.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed