¡Subasto mi virginidad anal! Ni siquiera mi marido me lo ha estrenado y la lana es precisamente para que pueda alcanzarlo en los EU.
DESCARGAR VÍDEO
¡Subasto mi virginidad anal! Ni siquiera mi marido me lo ha estrenado y la lana es precisamente para que pueda alcanzarlo en los EU.

Mi esposo se fue de mojado hace ya más de tres años, a los dos meses de habernos casado, y desde entonces no hemos podido vernos de nuevo. Pero una prima que también vive en Los Ángeles ya me dio el pitazo de que una zorra me lo anda sonsacando, así que quiero irme al otro lado para que mi esposo recuerde lo rico que le vaciaba los huevos con los sabrosos sentones que me daba en su reata morena. El pedo es que la lana nomás no me alcanza, y como estoy desesperada estoy dispuesta a dejar que otro hombre me estrene la colita a cambio de dinero que me permita cruzar la frontera. Aseguro discreción y satisfacción al 100\% y, aunque vivo en Toluca, estoy dispuesta a irte a ver a donde sea que estés. Saludos a todos!

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed