A mi vecina le encanta que le deje bien preñado el culito goloso. Es pastora de una Iglesia, pero le encanta que le zampe la reata.
⇓ DESCARGAR VIDEO
A mi vecina le encanta que le deje bien preñado el culito goloso. Es pastora de una Iglesia, pero le encanta que le zampe la reata.

Mi vecina empezó a venir a “evangelizarme” hace un par de meses. Como me da hueva todo ese rollo, le solté en chinga que a mí me gustan los culos gordos de hembra y si ella no se iba a empinar a mi no me importaba hablar con ella, esperando que saliera huyendo jajaja pero en vez de eso, la cabrona me dijo que entráramos a platicar de eso. Me quedé sacado de onda, así que le dije que pasara, y apenas entrar me preguntó qué buscaba. Le dije que yo era el macho dominante que zampa la verga y, que por los gemidos que pegan mis culitos, sabía que lo pasaban a toda madre. Se le pusieron bien erectos los pezones de sus ricas tetas, pero intentaba taparlos con su Biblia. Me excitó verla tan pendejita, así que me paré, la agarré del cabello, la puse de rodillas y me saqué la verga. Empecé a golpearla con mi fierro en la cara hasta que comenzó a tragarlo.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed