Aunque está casada, mi prima Julia y yo revivimos nuestros juegos sexuales de juventud.

3 min | Categorias: Incesto , Porno Casero
Descripción

Mi prima y yo siempre fuimos muy cercanos por ser de la
misma edad, así que íbamos siempre juntos a las pedas para cuidarnos (o mejor
dicho, que yo la cuidara a ella porque era un desmadre la vieja). Pero entre el
alcohol y nuestra calentura de juventud un día acabamos sin saber muy bien cómo
empiernados en un motel de la Gustavo A. Madero. Muertos de la pena prometimos
jamás volver a hacerlo, pero bastaba con rozar nuestra piel para ponernos bien
jariosos y volver a repetirlo. Entre culpa y placer disfrutamos de nuestra
relación incestuosa hasta que casi nos cachan, ella se buscó un novio y recientemente
se casó. Pero a pesar de todo eso no hemos podido controlar nuestros deseos y
ahora ya es mi perrita infiel, a mi disposición para coger.