Confesión de amor y mamada de verga en la oficina

6 min
No olvides dar Like si te gustó!

En otras circunstancias podríamos decir que ese wey se estaba jugando el puesto de trabajo, pero esa confesión romántica que le hizo a su nueva compañera Ciara Riviera tenía mucho sustento, la wera francesa estaba muy linda, él llevaba mucho tiempo amándola en secreto y aprovechó que el jefe no estaba para declararle sus intenciones, ella no parecía sospechar sobre eso, pero se excitó al escuchar las palabras de su potencial amante, en lugar de decirle «sí qué chido, seamos novios» ella lo que hizo fue encuerarse y proceder con una mamada de verga increíble y que derivó en una cogida bestial, a ella le dolió, pero no dejó de rebotar.


Compartir Tweet