Desvirginando a mi sobrina enfermera

Descripción

Les presento a mi amiga Elizabeth, una caliente y buenota enfermera del hospital de Sta. Monica. A Elizabeth la verdad es que le he tenido ganas desde el día que la conocí, no más chequen esas increíbles y gigantes nalgas, nunca antes había visto unas tan jugosas. Y es que mi chaparra amiga se ha dejado someter por mi verga durante las últimas dos semanas. Supongo que después de tantas horas de agobiante trabajo la morrita necesita un calmante personal, y ¿qué mejor que una buena verga para ayudarla a relajarse? Ella se relaja, yo me chingo las nalgas mas grandes de todo el hospital y todos salimos felices.