Eliza Ibarra mira aterrada un vergón negro en su panocha

9 min
No olvides dar Like si te gustó!

Esta morrita hizo amistad con un africano de verga anormal, al principio ella pensó que la iba a pasar chingón y la verdad sí, primero empezó mamando esa verga la cual era enorme para su boquita, para cualquier boca pero ella pensó que en ese momento esa riata le pertenecía y se la comió como si fuera un chorizo de primera calidad, pero el terror fue apoderándose de ella cuando abrió las patas y el wey se la empezó a chingar por la panocha, la chava miraba su propio cuerpo y no podía creer que esa verga estuviera chocando contra sus entrañas, pero le gustaba y aunque quisiera salir huyendo no iba a poder, estaba unida en cuerpo y alma con esa verga negra. 


Compartir Tweet