Ella se tocaba la panocha y yo la verga

2 min
No olvides dar Like si te gustó!

Tengo una vecina bien desmadrosa, pero es buena onda ya que la conozco desde que ambos somos morritos y es chingona, lo que pasa es que con el paso del tiempo cada uno hace su vida y la distancia enfría esas amistades, pero los reencuentros son cosas bien chingonas y que en lo personal valoro mucho y me gusta vivir con intensidad, aunque ella me ganó, porque cuando nos encontramos hace poco nos fuimos al cine y en la sala mientras todos veían la película, ella me besó y me agarró la verga, me dijo al oído «vayamos a mi casa, no hay nadie y la vamos a pasar mejor», nos encueramos y las cosas que hizo con mi verga fueron sorprendentes, no sabía que fuera tan cerda en el sexo, me masturbó y me pidió que le mostrara la verga, nos masturbamos mutuamente, qué sabrosa mujer por dios.


Compartir Tweet