Entre broma y broma, mi prima y yo acabamos cochando sabrosón en su cama.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Entre broma y broma, mi prima y yo acabamos cochando sabrosón en su cama.

Mi prima Julieta y yo hacía años que no nos veíamos, desde que
mi familia se mudó a San Miguel de Allende hace tres años. Así que cuando vino
de visita, le ofrecí mi cantón (ahora vivo solo) para que se quedara a dormir.
Sin embargo, en la primera noche que se quedó, compramos un verguero de chelas
y nos mamamos bien cabrón. Los dos nos pusimos impertinentes y conforme
avanzaba la noche los comentarios se fueron haciendo más candentes, hasta que
terminamos con ella retándome a demostrarle que sabía coger chingón a las
morras y yo poniéndola duro contra el muro para darle una taladrada salvaje en
la papaya hasta que dejó empapadas mis sábanas con sus jugos recién ordeñados.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed