Esas tremendas chichotas de muerte me hicieron perder a mi mujer

24 secXHamster
Descripción

La neta no es como que nunca una alumna sabrosa se me
hubiera insinuado con tal de subir sus calificaciones, pero ninguna tenía unas
tetas tan hermosas, morenas y grandotas, a la vez que una actitud de perrita en
celo que me pusieran tan caliente como para perder la razón por ellas. Antes de
darme cuenta, ya me había vuelto en el amante fijo de esta morrita cachonda,
hacía lo que hiciera falta con tal de chupar esas tetazas y morder sus pezones
morenos que nublaron mi buen juicio y me hicieron perder el buen juicio. Empecé
a ser descuidado y mi mujer empezó a sospechar hasta que un día nos cachó en
plena faena un día que llegó temprano de la chamba.