Escuché un gemido ahogado de placer y cuando me asomé bajó las puertas de los baños vi un par de piernas y un charquito de jugos vaginales en el suelo.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Escuché un gemido ahogado de placer y cuando me asomé bajó las puertas de los baños vi un par de piernas y un charquito de jugos vaginales en el suelo.

Estaban a punto de cerrar el Sanborns cuando me entraron unas ganas bien cabronas de mear, así que aproveché y fui en chinga a los baños. Parecía que no había nadie en los baños, pero justo antes de que empezara a orinar escuché unos gemiditos de placer que parecían haber intentado ser ahogados por una mano. Me asomé en silencio bajo los espacios del cubículo de inválidos y pude ver claramente dos pares de piernas y un pequeño chaquito que se empezaba a hacer en el suelo y que goteaba directamente de unas piernas de mujer. Entré al cubículo de al lado y me puse a grabar a la parejita de pervertidos sexuales mientras me jalaba el pito con la otra mano.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed