Japonesa traviesa hacía la limpieza y se entregó al placer

21 min
No olvides dar Like si te gustó!

Esta morrita hacía las tareas de limpieza en casa, casa de sus jefes porque el culero que está en casa estaba rascándose la panza mientras la vieja barría pero empezó a tocarla luego de ver que tenía buen culo, ella no opuso resistencia en ningún momento porque estaba también con muchas ganas de coshar solo que ella no saca a relucir sus ganas de coger, para guardar las apariencias, pero él no se resistió y la masturbó, le gustó mucho frotarle la pepita a la chinita y ella feliz de la vida pero con cara de seriedad, solo quería chingar y le mamó la riata hasta que llegó la jefa y al ver semejante escena de lujuria también quiso verga.


Compartir Tweet