La golosa de mi mujer se corre y lanza chorro tras chorro de sus ricos jugos mientras me pajeo para ella en Skype.

2:12
No olvides dar Like si te gustó!

Mi vieja tiene unas venidas tremendas que empapan la cama siempre que cogemos. Me encanta atragantarme en sus jugos cuando me bajo a comerle la panocha. Suelo pedirle que cuando esté a punto de correrse mi avise para que deje de comerme su papaya y comience a estrujarle la pepita y abro la boca bien grande para que pueda disparar sus chorros de leche de hembra en mi boca y en la cara hasta bañarme con ellos.


Compartir Tweet