La Josselyn no pudo cerrar bien las patas después de la cogidota que le di

3 min 106 Visitas
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 3,40 de 5)
Cargando…
Descripción

Decían en la escuela que la Josselyn era bien mocha, que dudaban
que se fuera a entregar si no era casada porque además la chava pertenece a no
sé cuanto grupos católicos. Pero un día me atreví y le mandé mi pack “por accidente”,
enseñándole el fierrote que me cargo. Eso fue más que suficiente para
encenderla y hacerla olvidar todas sus pendejadas religiosas. Por boca de unas
amigas en común (a las que también me he culeado bien chingón, pero eso es otra
historia), que la morra anduvo preguntando qué tan rico les había remojado la
brocha y pues ellas le contaron lo rico que me las culeé, así que la putita se
formó en la fila para tenerla tobillos al hombro gimiendo de placer