La mamá de su amigo se la come entera y se los traga

Descripción

Mamá jamás me había dejado ir a casa de mi amigo porque tiene prejuicios en contra de las madres solteras, ella cree que esas mujeres son muy putas y, al menos en este caso, la verdad es que mamá tenía razón: la señora es una fogosa zorrita en celo dispuesta a hacer todo lo necesario porque vuelvan a llenarle la panocha de leche como cuando la preñaron de mi amigo. No sé si mi amigo se dio cuenta porque su jefa no era nada discreta, o si acaso ya está demasiado acostumbrado a su putería, porque en ningún momento pareció molestarle que la vieja anduviera por todos lados con una putifalda y casi casi con las tetas de fuera, en un claro afán por calentarme… lo que por supuesto ocasionó.