La putita de mi empleada metía hombres a la tienda para que se la cogieran y le dije que podía seguir haciéndolo si también se empinaba para mí.
⇓ DESCARGAR VIDEO
La putita de mi empleada metía hombres a la tienda para que se la cogieran y le dije que podía seguir haciéndolo si también se empinaba para mí.

Aquí en la colonia todos me conocen y no hay nada de lo que no me entere gracias a los vecinos. Por boca de ellos me enteré que la nueva empleada jovencita que contraté para atender mi minisúper metía hombres durante la mañana y que cuando ellos llegaban a comprar algo la putita salía de la trastienda, con el cabello revuelto, sin sostén, la blusa a medio subir y el pantalón desabrochado. Así que un día llegué de sorpresa a la tienda y la encontré de rodillas chupándole el chorizo a uno de mis proveedores. Después de pegarle una regañada monumental, la putita me dijo que así había conseguido descuentos muy buenos para la tienda y me mostró los números, así que la dejé conservar su trabajo a cambio de que de vez en cuando se empine para que yo también pruebe su panochita insaciable.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed