La putona de mi morra me ayuda a pagar con sus suculentas nalgas la lana que le debía a este culero.
DESCARGAR VÍDEO
La putona de mi morra me ayuda a pagar con sus suculentas nalgas la lana que le debía a este culero.

¿Por qué pongo a mi mujer a dar la panocha para que pague mis deudas? Simple… ¡porque puedo culeros! Jajaja y les vale madres lo que yo haga con mis viejas. Además ni se crean que la putita sufre mucho parando el culo para que otros weyes se la cojan, claro que no, si es bien pinche zorra y tiene una panocha tan hambrienta que una sola verga simplemente no le basta para satisfacer la comezón permanente que siente entre las patas y que la hacen abrirse de patas ante cualquier rabo erecto que se ponga enfrenta de ella. Para saberlo nomás tienen que subirle el volumen y escuchar como gime de placer mientras el cabrón se la chinga frente a mis ojos.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed