Mi ahijada va que vuela para puta y no tiene mejor cliente que yo, su maestro en el sexo.

28 min | Categorias: Serviporno
Descripción

Desde que le entró la calentura hormonal a mi ahijada, se le
notaba que iba con boleto directo a la putería. Siempre estaba rodeada de
malandros de la cuadra que andaban como perros hambrientos detrás de su culo
perfecto. Pero como estimo a la muchacha por mi amistad con su padre, le dije
que no fuera pendeja, que no anduviera regalando la panocha cuando podía
exprimirle una buena lana a los señores como yo, hambrientos de un conchita
joven y fresca, bien aguantadora para soportar largas sesiones de sexo
candente. No se lo tuve que repetir dos veces cuando la putita entendió y montándose
en mi rabo erecto me dijo al oído “me hace falta un cel nuevo padrino, ¿me
ayuda?”-