Mientras la vecina cabalga bien rico sobre mi verga, mi vieja le dedea la panocha y le come los juguitos que le voy exprimiendo.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Mientras la vecina cabalga bien rico sobre mi verga, mi vieja le dedea la panocha y le come los juguitos que le voy exprimiendo.

Lo chingón de tener una esposa bisexual es que puedes morbosear y cogerte morritas calientes junto con tu mujer y saber que lo disfruta tanto como tú. Si se lo preguntan, siempre he sabido que a mi vieja también le gusta el chocho porque cuando la conocí tenía novia, pero terminó eligiéndome a mí porque yo sí aceptaba incluir a otras personas en el sexo, ¡y cómo no hacerlo! ¡No había nada qué pensar! Cuántos de mis amigos no desearían tener una mujercita tan sabrosa y cachonda como ella y que, además, te dejará acostarte con otras morrillas siempre y cuando se las trajeras para que ella también les comiera las tetas y el chocho. No sé ustedes, pero yo casi casi siento que me saqué la lotería.

Ver comentarios

Comentarios

  • Elver says:

    Riquita

  • The comments are closed

    Embed