Mientras mi mujer está en Puebla con su madre, yo me estoy chingando a una rica vecinita sobre nuestra cama matrimonial.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Mientras mi mujer está en Puebla con su madre, yo me estoy chingando a una rica vecinita sobre nuestra cama matrimonial.

Desde hace rato que traía ganas de meterle mi chorizo a esta putita, pero nomás no encontraba cómo. La vieja siempre espera la combi a la misma hora sobre la calle de Panamá y cada mañana me sonreía cuando pasaba, así que empecé a dejarla montarse en mi coche para acercarla a su chamba. Aunque cachondeábamos en el coche, y hasta ya me había hecho una mamada bien rápida un día mientras manejaba, yo tenía ganas de sentir el calorcito de su chocho apretando mi verga. Por eso, ahora que mi vieja tuvo que ir a cuidar su jefa a Puebla, aprovecho para meter a la zorra a mi casa y hacerla bramar de placer con mi pepino bien adentro.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed