Nieta se masturbaba en la alberca y el abuelo se la cojió

6 min
No olvides dar Like si te gustó!

En efecto la zorra barata se hacía unos deditos antes de darse un refrescante chapuzón en la alberca, estaba con su ropa de baño de Wonder Woman para sentir el poder de las amazonas en la panocha y eso la llevó a masturbarse a lo loco, tenía la cara colorada de tanto placer que le provocaba frotarse el clítoris hasta que el abuelo erótico descubrió a la nieta, ¿qué se supone que debía hacer el viejo? Pues no iba a castigar a la niña de sus ojos así que tomó la decisión de cojer con ella, ese pito arrugado todavía le funcionó para una cojida más con la deliciosa nieta. 


Compartir Tweet