No quería desperdiciar a esta tremenda putona y me la chingué bien rico dos veces seguidas, una en la cama y otra en el baño de la casa.
⇓ DESCARGAR VIDEO
No quería desperdiciar a esta tremenda putona y me la chingué bien rico dos veces seguidas, una en la cama y otra en el baño de la casa.

En este vídeo les muestro como es que un día llegó a mi departamento una puta muy singular que tiene unas tetas de perdición la muy zorra. Me la recomendó mi compadre, dice que le daba muy ricas deslechadas, la verdad es que con esos melosotes podía yo quedármele viendo todo el día, estaba como loco mirándole sus tetas e incluso mirándola a ella directamente porque con los lentes que usa la verdad que se muy linda y puta a la vez. Después de que llegó estuvimos platicando y ella cuando notó que le estaba mirando las tetas no hizo más que mostrarme mejor lo que quería ver. De ahí fue al baño donde se desnudó y cuando salió yo ya estaba listo. Le di una cogida que jamás olvidara con leche caliente y espesa incluida.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed