Obediente, puesta y dispuesta mi mujercita

3 minAnal , Xvideos
Descripción

A diferencia de un chingo de mis cuates, mi vieja nunca me ha renegado a la hora de coger, neta. Vale madres que nos hayamos peleado bien cabrón durante el día, siempre terminamos cogiendo. De hecho creo que lo que haría encabronar un chingo a mi chava sería que no me la culeara en las noches porque segurito que pensaría que me estoy chingando a otra vieja porque ya sabe lo calenturiento que soy y sabe que no puedo aguantarme la leche ni siquiera un día. Así que para evitar que ande de cabrón con otras, me deslecha a diario, aunque esté en sus días, porque aunque no pueda darme la panocha sí que puede darme unas ricas chupaditas.