Ordeñando a la hermosa esposa joven del vecino homosexual

7 min | Categorias: BangBros
Descripción

En la colonia se rumoreaba que al vecino se le hace agua la canoa y que en lugar de tener bien complacidita a su vieja, se iba en las noches de loca con otros jotitos. Prueba de ello era que la vecina siempre andaba por la calle con unos vestiditos bien chingones que dejaban ver el nacimiento de sus nalgotas y con las que presumían ese hermoso par de jamones que tiene por piernas. Imaginé que si los rumores eran ciertos, la cabrona iba a tener ganas de sentir un buen chile entre las patas, así que la fui a ver y la putona me recibió envuelta en una bata de dormir que transparentaba su figura y dejaba poco a la imaginación. Ahora es mi hembra mientras su marido es la hembra de otros.