Por más que llora sigo macheteándole duro por la cola y le encanta.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Por más que llora sigo macheteándole duro por la cola y le encanta.

Súbanle al volumen de su computadora para que escuchen los
gemidos de placer de la morra sabrosona que me vengo chingando desde la
quincena pasada. La vieja me dijo que tuviera cuidado cuando le metiera la verga
porque sólo había tenido un novio antes de mí y que el vato la había traumado
cuando intentó zamparle el chorizo y la lastimó. Le dije que sí, pero cuando
sentí los apretones de su monito apretado, no supe de mí y comencé a zamparle
la reata como loco, destrozándole el chocho. Pero las intensas metidas de verga
le dilataron chido la rajita y acabó gimiendo de placer, lo que le hacía falta
a la vieja era una vato que sí supiera abrirla.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed