Se fue tan bien servidita la morrita que me dejó grabarla en la ducha en agradecimiento a la rica cogida que le di.
⇓ DESCARGAR VIDEO
Se fue tan bien servidita la morrita que me dejó grabarla en la ducha en agradecimiento a la rica cogida que le di.

Según lo que entendí de lo que me dijo la morra, su chavo nomás es bien pendejo para coger y no sabe ni que madres hacer cuando tiene a este tremendo mujerón frente de él. Por eso la vieja estaba buscando un wey que sí supiera chingársela bien rico y la dejara bien exprimida del chocho para que ella pudiera relajar las palpitaciones que sentía en su rajita caliente y que le exigían que su buscara a un vato como yo, machín, ponedor y aguantador, que la hiciera chorrearse intensamente toda la lechita de hembra que la pobrecita güera tenía acumulada entre las patas, que no dejaban de temblarle mientras le daba verga.

Ver comentarios

Comentarios

The comments are closed

Embed